Dietoterapia según Yin Yang y los 5 elementos

Los chinos clasifican los alimentos siguiendo las mismas teorías por las que se rigen en acupuntura o los fundamentos de la medicina china: teoría del Yin Yang y la teoría de los cinco elementos.

Ellos consideran que un sistema terapéutico completo consiste en tratamientos externos (acupuntura, moxibustión, manipulaciones terapéuticas, etc) y tratamientos internos (fitoterapia y dietoterapia).
La combinación de tratamientos externos e internos, al ser más completa, produce efectos superiores a los que se obtienen con un solo tipo de tratamiento.

La fisiología energética de la medicina china tiene poco que ver con la fisiología occidental. Para la fisiología china, la dietoterapia realiza sus funciones a través del calentador superior, medio e inferior.

A través del calentador medio, al cual corresponden el estómago y el bazo. Estos dos órganos encargados de transformar los alimentos y extraer el Qi, para que luego se vayan hacía el hígado y riñón. Desde el calentador superior se obtiene aire, mediante la función respiratoria.

En el calentador inferior, la fuente principal viene del riñón. En este caso, sería como una batería que va suministrando energía a lo largo de nuestra vida, y cuyo prematuro desgaste puede prevenirse manteniendo en buen estado el calentador medio (dieta y funciones digestivas).

Mantener en buen estado el calentador inferior, dependerá en buena medida del estilo de vida y de los hábitos higiénicos.

Los distintos tipos de energía de cada calentador se combinan para formar el triple calentador, del cual van a parar a la sangre (Yin) y el Qi Wei, o energía defensiva (Yang), donde su función es proteger al organismo de factores patógenos externos o energías perversas.

Volviendo al tema de la dieta, si esta es ingerida con desequilibrios, éstos repercuten en el triple recalentador, y acaban manifestándose en forma de un desequilibrio energético entre la sangre y el Qi Wei.

Como método de diagnóstico en el tratamiento dietoterapeutico, consiste en descubrir qué alimentos de la dieta actual están perjudicando, y cuales pueden ser beneficiosos.

Clasificación de los alimentos

La clasificación de los alimentos según la medicina china, se establece según 3 magnitudes distintas: Yin Yang, el sabor y la dirección.

Según la naturaleza del Yin Yang, cada alimento tiene una ‘temperatura’ , pero no se refiere a la temperatura que podamos medir con un termómetro, sino al Yin Yang, frío a caliente respectivamente.

En el sabor, corresponde a los cinco sabores relacionados a los 5 elementos.

Por último, la dirección. En este caso corresponde a la dirección que manifiesta en; ascendente, descendente, exteriorizarse e interiorizarse.

Picantes y dulces (ascendentes), amargos (descendentes), los salados (interior) y picantes a la exteriorizarse.

A modo de resumen, los alimentos Yang producen en el organismo efectos como Tonifican el Yang y Qi, efecto de calentamiento y activan circulación del Qi.
En el lado del Yin, producen efecto enfriamiento y sedación.

Uno de los usos más comunes para aplicar dietoterapia es en deficiencia de Yin y Yang, porque a veces tiene mayor efecto que utilizando acupuntura. Suelen ser deficiencias de Yin de hígado y riñón. En el caso de Yin, las dietas en frutas, vegetales neutros, té de trigo con sésamo negro; con restricción en alimentos Yang, como sal, azúcar, café, alimentos picantes y calientes.

En el caso de Yang, se debe tonificar el Qi con ginseng, sopas calientes, cocinados al horno.

La dietoterapia china, se basa en criterios propios de la medicina tradicional china. Su base prescinde de la valoración energética (lo que aquí medidos en kilocalorías).

La dietoterapia china equilibra las disfunciones energéticas del organismo humano, aplicando los fundamentos de la medicina china Yin Yang y los 5 elementos.