Yin Yang según la Medicina China

Ying y Yang

Para la Medicina Tradicional China, Ying y Yang es una representación simbólica, permite describir el proceso universal como algo cambiante en vez de estático, dependiendo también del punto de vista del observador.

Sabemos que las cosas tienen su polaridad, lo vemos por ejemplo en el día y la noche, la luz y la oscuridad, el invierno y el verano. Sin embargo, para Ying y Yang la polaridad de las cosas dependerá de la relación de una con otra.

Así por ejemplo, la manzana que por la mañana reside a la sombra del árbol será mas Ying (fría), que aquella que se encuentre a la luz del sol, que será más Yang (caliente).

No obstante, Ying y Yang también pueden encontrarse uno dentro el otro, puesto que, la misma manzana que al anochecer se encuentra fría y oscura (Ying) contiene la luz (Yang) que refleja la luna sobre ella.

Cada cosa contiene su opuesto, y no importa qué es primero, lo realmente importante es entender que a pesar de que Ying es inactivo, estático y contractivo, y Yang activo, dinámico y expansivo, ambos responden a sus estímulos y se apoyan entre si con sus cualidades.

Según la Medicina China Ying y Yang tienen dependencia mutua, y son necesarios para mantener el bienestar.

Si ambos se encuentran en desequilibrio como resultado de la incapacidad para adaptarse a las condiciones cambiantes, tendremos como resultado una desarmonía que puede desencadenar en enfermedad, puesto que la armonía entre Ying y Yang, es sinónimo de bienestar.